18/9/12

Accidentes De Trabajo: Psicodiagnóstico y Daño Psíquico


En los casos de accidentes laborales es frecuente observar la aparición de trastornos mentales como consecuencia de los mismos. Frecuentemente se trata de trastornos de ansiedad y trastornos del estado de ánimo que pueden ser más o menos graves de acuerdo a la experiencia vivida y a las secuelas físicas permanentes o transitorias con las que se confronta la víctima.
Si bien en muchos casos los trastornos sobrevinientes no se encuentran vinculados a una experiencia traumática como suele suceder con los accidentes de tránsito, los estados de preocupación, estados depresivos, temores vinculados con la posibilidad de recuperación, sufrir otros accidentes, etc. determinan un grado de incapacidad que no debe dejar de considerarse.
Por estos motivos siempre es conveniente una evaluación completa del estado psíquico de la víctima, arribando a un diagnóstico en el que se establezca la relación de causalidad del trastorno existente con el hecho del accidente y el grado de incapacidad que se derive del cuadro diagnosticado.
Con respecto a esta evaluación, es importante incluir no sólo el Baremo de las ART, en el caso de que su utilización sea exigida, sino también el que mejor considere el trastorno mental que se manifiesta en el examinado. La buena praxis del profesional, la objetividad, y un estudio debidamente fundado implica la utilización de los medios más adecuados al caso en particular, más allá de la conveniencia y pretensiones de las aseguradoras. En este sentido, el profesional no debe perder de vista la finalidad de la evaluación que realiza, ya sea un preinforme, una pericia, o un estudio complementario de una pericia médica: su función es, siempre, la de aportar a la causa los elementos relacionados con su especialidad que ayuden a conocer una verdad real y no únicamente una verdad de tecnicismos.


Esta obra cuyo autor es Lic. Germán G.De Stéfano está bajo una licencia deReconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de CreativeCommons.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en 
http://www.safecreative.org/user/1207070641723

15/9/12

Psicotécnicos - Apto Psicológico - ReNar


El trámite para constituirse legítimo usuario de armas en el ReNar incluyen el requisito de acreditar estado de Salud Psicofísico apto, el cual consta de un examen físico y un examen psicotécnico. Este último consiste en la evaluación y certificación emitida por profesional matriculado y habilitado, en el que debe constar:
- Lugar y fecha de emisión- Nombre, Apellido, domicilio y teléfono del profesional- Número de Matrícula Profesional y organismo que la expidió- Nombre y Apellido del solicitante- Número de DNI, LC o LE del examinado.- Certificación que el solicitante se encuentra psicológica o psiquiátricamente apto para la tenencia de armas de fuego.- Firma y Sello del profesional.
Si bien sabemos que es improbable que un delincuente se provea legalmente de armas para cometer delitos y que, por lo general, quienes realizan el trámite ante el Registro Nacional De Armas lo hacen por razones deportivas, defensa personal o actividades laborales vinculadas con agencias de seguridad, hay ciertos aspectos que no deben dejar de considerarse.Los supuestos son sólo eso, supuestos, y debemos ponerlos entre paréntesis durante la evaluación del solicitante.La evaluación deberá realizarse de manera que incluya por lo menos una entrevista clínica, no sólo para poder detectar si hay indicadores de psicopatía; de patología psicótica tales como alucinaciones, ideas delirantes, etc.; sino también la existencia de ideación suicida o de un historial de intentos de suicidio en el curso de trastornos del estado de ánimo, etc. La observación clínica y semiológica durante la evaluación proporcionará datos acerca de si el examinado impresiona alucinado, manifiesta alteraciones del pensamiento con un contenido delirante o evidencia un estado normal de las funciones psíquicas.Aun cuando la posibilidad de una enfermedad neurológica será considerada por el médico durante el examen físico, ésto no quiere decir que no debamos interrogar acerca de la existencia de cualquier trastorno de origen orgánico que pueda producir alteraciones de la conciencia, automatismos psicomotores, etc.En lo que se refiere a las técnicas de psicodiagnóstico, la administración del Test de Bender resulta muy adecuada, en tanto puede hacerse en menos de 10 minutos y la evaluación de posibles alteraciones propias de patologías graves puede hacerse inmediatamente, al igual que en los psicotécnicos para la obtención del registro de conductor.De esta manera, el solicitante podrá obtener el apto psicológico necesario en el tiempo de una entrevista, y el profesional habrá evaluado correctamente al examinado.Ningún examen psicofísico puede constituirse en una última garantía acerca de la conducta futura de un usuario de armas de fuego pero, a pesar de ello, saber que se han instrumentado los recursos para una evaluación adecuada es una de las seguridades posibles al alcance de todos.


Esta obra cuyo autor es Lic. Germán G.De Stéfano está bajo una licencia deReconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de CreativeCommons.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en 
http://www.safecreative.org/user/1207070641723

14/9/12

La importancia de la supervisión en Psicología Forense


Tal como sucede en el área de la psicología clínica, el ejercicio profesional en el ámbito forense requiere, por lo general, de supervisiones a lo largo del proceso de peritación, especialmente en el caso de los psicólogos que se inician en la actividad como peritos designados de oficio, previa inscripción anual en las Cámaras de Apelaciones.

Una adecuada tarea pericial incluye el estudio del caso, la selección de las técnicas de psicodiagnóstico que se administrarán, la confección del informe y la contestación a los pedidos de explicaciones de los letrados, siendo de suma importancia el adecuado cumplimiento de cada uno de los pasos del proceso para poder arribar a un dictamen debidamente fundado.

La supervisión y asesoramiento podrá realizarse a través de todo el proceso o limitarse a los aspectos que representen mayor complejidad, procurando de esta manera evitar no sólo casos de mala praxis sino también la posibilidad de que un dictamen inconsistente resulte en la devolución del informe al profesional y la designación de un nuevo perito luego de la contestación a los pedidos de explicaciones que se formulen.

Los breves plazos establecidos para contestar un pedido de explicaciones determinan que el perito debe tener siempre presente, desde el inicio de su tarea, las posibles preguntas que se le formularán, y que el sustento de las respuestas que proporcione en la oportunidad debería poder encontrarse en su actuación a lo largo del proceso.

Tratar de anticipar posibles preguntas y cuestionamientos es una estrategia que, aún cuando no sea infalible en tanto podrán aparecer imprevistos, ahorrará al perito tiempo y complicaciones, en la medida en que contará con los recursos para dar cuenta de las conclusiones a las que ha arribado en su dictamen y podrá proporcionar respuestas que den una consistencia aún mayor al mismo.

Evitar errores y omisiones a lo largo del proceso de evaluación, considerar los cuestionamientos que se formulan habitualmente, confeccionar un informe que no sólo incluya términos técnicos sino también descriptivos y comprensibles para las partes, hace a la buena praxis y a la esencia de asesorar adecuadamente sobre los puntos de pericia requeridos en una causa y para lo cual se nos ha convocado.

Esta obra cuyo autor es Lic. Germán G.De Stéfano está bajo una licencia deReconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de CreativeCommons.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en 
http://www.safecreative.org/user/1207070641723

13/9/12

La Evaluación Del Daño Psíquico


De acuerdo a lo definido Academia Nacional de Ciencias de Bs. As., puede hablarse de la existencia de "daño psíquico" en un determinado sujeto cuando éste presenta un "deterioro, disfunción, disturbio o trastorno, o desarrollo psico-génico o psico-orgánico que, afectando sus esferas afectiva y/o intelectiva y/o volitiva, limita su capacidad de goce individual, familar, laboral, social y/o recreativa."
Conforme a ello, el "daño psíquico" implica la existencia de un trastorno mental, refiere a psicopatología, y se diferencia del concepto de "daño moral" en que que este último refiere a sufrimiento y no es objeto de la psicología forense ni de la medicina legal.Por lo tanto, no debe confundirse el daño psíquico con el daño moral. La indemnización por daño psíquico y por daño moral tienen distintos objetos: una es sufrimiento o padecimiento, la otra incapacidad.
Una adecuada valoración del daño psíquico no solo debe evaluar la presencia de un trastorno mental, sino también la relación de causalidad o concausalidad del mismo con el hecho motivo del juicio, la distinción entre una incapacidad permanente o transitoria y las posibilidades de remisión total o parcial del cuadro clínico por medio de un tratamiento psicológico y/o psiquiátrico, siendo estas consideraciones las que muchas veces originan implacables pedidos de explicaciones a los peritos por parte de los letrados de la contraria.
La psicología forense no será nunca la excepción a la lógica psicoanalítica del "no-todo". Es obligación de los letrados defender a la parte que representan y cuestionar cualquier prueba desfavorable, una vez presentado el dictamen su trabajo será el de encontrar la "falta" y preguntar acerca de ella.El profesional de la psicología debe, en el ámbito forense, contar con los recursos para afirmarse en sus conclusiones, proporcionando las respuestas que se le requieren. Un psicodiagnóstico correctamente administrado y evaluado proporcionará por sí mismo la contestación a cualquier cuestionamiento y hará que un pedido de explicaciones termine otorgando aún una mayor consistencia al resultado de la evaluación. Porque así como acerca de la falta se debe preguntar, también se debe responder. En este caso, éste es nuestro trabajo profesional, y aquél el de ellos.



Esta obra cuyo autor es Lic. Germán G.De Stéfano está bajo una licencia deReconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de CreativeCommons.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en 
http://www.safecreative.org/user/1207070641723