30/5/13

Psicotécnicos: El Apto Psíquico Para Credencial De Legítimo Usuario De Armas



El Registro Nacional De Armas (Argentina) exige como requisito para la obtención de la Credencial de Legítimo Usuario la realización de un examen físico, un examen psíquico y la instrucción de tiro, ya sea para tenencia, portación o uso de explosivos.
Tal como se señaló en una nota anterior, si bien es improbable que un delincuente se provea de armas por las vías habituales, el caso del llamado “Tirador de Belgrano” da cuenta de cómo una evaluación insuficiente o inadecuada puede resultar en lo que podría denominarse como una “licencia para matar”.
Fue precisamente este caso el que determinó la reglamentación por la cual se establece que la certificación de la aptitud psíquica debe ser otorgada por un profesional de la salud mental y que no basta un examen médico general.
En aquél escrito anterior también señalé que una apropiada evaluación debe incluir los aspectos relacionados con la impulsividad heteroagresiva y por lo tanto la posibilidad de un deficiente control de los impulsos; los signos capaces de revelar la existencia de una patología psicótica; la posibilidad de una ideación suicida; y aquellos signos vinculados con el abuso de sustancias psicoactivas y antecedentes de patologías neurológicas como las epilepsias.
El problema que surge es la forma de implementar esta evaluación, ya que como en todas las actividades lo real guarda una distancia con lo ideal y esto refiere a la misma distancia que puede encontrarse entre lo posible y lo imposible.
Tal vez los lectores coincidirán conmigo en el punto de que no es posible administrar una interminable batería de técnicas de psicodiagnóstico para llegar a una conclusión sobre la aptitud psíquica del sujeto examinado. Y aún cuando esto fuera posible, tampoco sería capaz de proporcionar una certeza perdurable por los cinco años de validez de la credencial de legítimo usuario de armas otorgada por el RENAR.
Una primera respuesta al interrogante sobre cuál es una evaluación posible consiste en que siempre tenemos que tener presente que lo primero que aparece de un sujeto es su presencia en la entrevista y, con ella, todos aquellos elementos que algunas veces se han pasado por alto, tal como probablemente haya sucedido en el caso del “Tirador de Belgrano” mencionado.
El principal y más inmediato instrumento de evaluación es la entrevista y la semiología observable en el curso de la misma, ya que la presentación del sujeto va a poder proporcionar los elementos más importantes y más reveladores de su estado psíquico.
Su vestimenta y cuidado personal, los signos de patologías orgánicas, su discurso, la mímica, la psicomotricidad, la orientación, estado de conciencia, sensopercepción y todas sus funciones psíquicas van a orientar al examinador hacia cualquier cuadro psicopatológico que pueda presentar el examinado.
Así, el discurso podrá revelar un estado de ánimo deprimido o exaltado; algunos temblores podrán dar cuenta de un estado de ansiedad o de un posible abuso de sustancias; las bruscas distracciones y las actitudes de escucha podrán indicar la existencia de alucinaciones que intentan ser disimuladas; los ojos y la mirada van a proporcionar elementos de alto valor semiológico, principalmente las pupilas con signos de midriasis en el consumo de estimulantes del SNC, o los signos de miosis en el consumo de opiáceos, y los signos de enrojecimiento podrán ser un indicio de consumo de marihuana.
En definitiva, la entrevista y la evaluación de la semiología son simultáneas y solidarias, y no son un mecánico interrogatorio con preguntas del estilo de “¿escucha voces?”, sino que implican una atenta observación clínica, a veces con alguna pregunta ingenua y otras veces con alguna pregunta no tan ingenua. Esta evaluación, esta escucha y esta mirada son las que van a proporcionar las más valiosas respuestas sobre quién está ahí, frente a nosotros.


Esta obra cuyo autor es Lic. Germán G.De Stéfano está bajo una licencia deReconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de CreativeCommons.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en 
http://www.safecreative.org/user/1207070641723